Análisis Dragon Ball FighterZ

Arc System Works y Bandai Namco se han unido para traernos uno de los juegos más fieles de Dragon Ball que jamás hemos visto. Dragon Ball Fighterz es un juego con carisma, fan service a chorro y un gran nivel frenético, que convierte al juego en un imprescindible de nuestras estanterías.

Entremos en materia después de poder darle caña al juego. Dragon Ball Fighterz cuenta con 24 personajes jugables que abarcan la saga de Dragon Ball Z principalmente, pero no se han olvidado la nueva saga que tanto éxito está teniendo a nivel mundial, Dragon Ball Super con la presencia del asesino Hit o el malvado Black Goku, inclusive podemos hasta añadir la BSO de la serie, eso sí pasando por caja como con 8 personajes que vendrán en forma de DLC y que nos ha dolido un poco en la cartera.

La historia principal viene protagonizada por un androide femenino llamada A-21 y diseñada especialmente por Akira Toriyama, todo comienza justo después de la saga de Freezer, nuestros héroes parecen haber perdido su fuerza y están siendo poseídos por algún tipo de espíritu extraño el cual dicta sus movimientos y que hace aparecer clones de cada uno de ellos, incluso de sus mayores enemigos como Cell o Freezer entre otros. Detrás de todo esto se encuentra la Androide 21 creada por el extinto Dr. Gero y que divide todo el modo en tres arcos, que nos cuentan en diferentes perspectivas y que se va desarrollando en un tablero como en los añorados Budokais.

En el tablero podemos avanzar por la ruta que queramos, al fin y al cabo, el final siempre es el mismo, luchar contra el personaje más poderoso y vencerle. Lo bueno es que según vamos avanzando y luchando nuevos personajes se unirán a nuestras filas y así poder subir de nivel a nuestro personaje o recibir ítem para nuestro equipo. Recuerda que al tener tres huecos para luchadores, también tenemos los mismos para objetos que nos pueden dar diferentes opciones que ayuden a nuestros combates.

No se te olvide hacer todos los combates que puedas para subir de EXP, el modo historia tiene unas 10 horas y puedes darle la caña suficiente para poder hacerte al final con A-21. Ahora que si quieres seguir machacando botones porque no te ves fuerte para enfrentarte contra otros oponentes en el online, siempre puedes jugar el modo Arcade el cuál nos evalúa nuestro nivel de combate o el modo práctica para seguir haciéndonos con los mandos, también tenéis el modo local u online con hasta 16 jugadores.

Podéis ir de compras, recordad los Zenis que os dan con cada pelea y podréis comprar cápsulas Hoi-Poi para mejorar vuestros avatares en su mayor medida, nada que destaque en este caso.

La parte técnica del juego es una maldita maravilla, un cel-shading muy bonito que da la sensación de estar viendo el anime, incluso las animaciones son brutales, pero que os podemos decir de los creadores de Guilty Gear. Muchas cinemáticas del juego las han tomado del manga de Akira Toriyama y es ahí donde ves que realmente tiene mucho amor este juego. Lo malo tal vez, es la música que no nos acaba de convencer, aunque podría ser una versión similar de los antiguos Dragon Ball Z que pisaron la Super Nintendo, es triste ver que tengamos que pasar por caja para poder, por fin, escuchar la BSO de la serie en un juego de Dragon Ball lejos de Japón.

Conclusión de los compañeros de Boladedragonz.com

Mi opinión respecto a Dragon Ball Fighter Z, es que se trata finalmente del juego que estábamos esperando los fans tanto tiempo, gráficamente es espectacular, que es lo que destaca en primera instancia.

 

Me ha parecido un grandísimo acierto el área del menú (claramente inspirada en Toki Toki City de Dragon Ball Xenoverse) que tenemos para elegir los diferentes modos de juego, llevando al personaje del juego que queramos en versión chibi, ya que aporta al juego un dinamismo espectacular, descartando el clásico menú básico y dándonos esta zona mucho más interactiva. El combate en sí, me recuerda mucho a los Butōden, en tema de controles, es cierto que aquellos juegos tenían combinaciones bastante enrevesadas y que en este caso no llega a ese nivel, pero en ciertos momentos del combate sí que nos da esa impresión, sin ir más lejos, a la hora de hacer la combinación para el remate.

Como punto negativo, creo que podrían haber incluido a muchos más personajes en el juego base, que inevitablemente saldrán en DLC’s próximamente, tampoco me ha gustado que A-17 sea solo un complemento de A-18. En general, excepto por estas dos cosas que he comentado antes, quizá nos encontremos ante uno de los mejores juegos de Dragon Ball de la historia, y quien sabe, quizás este juego será el que ponga fin a la ya clásica frase: es que no hacen un  juego de Dragon Ball bueno desde el Tenkaichi 3”.

David Cañete

 

A mi entender estamos ante el que posiblemente sea el mejor juego de la saga pero evidentemente hay que matizar. Los más viejos nos encontramos con un juego al estilo de los que teníamos cuando éramos pequeños, un estilo fatal fury mezclado con marvel vs capcom y los Butōden pero con una enorme mejora gráfica, técnica, etc… Cosa evidente dado que hablamos de un juego para plataformas de nueva generación PS4/XboxOne/PC . Por lo tanto para mi, es un espectáculo de juego pero creo que para generaciones criadas con los Tenkaichi, Raging Blast, Xenoverse, etc… No tengo claro que les encante tanto como a nosotros.

Yago Borrell

 

Uno de esos juegos dispuestos a dejar huella en la franquicia de Dragon Ball y en los juegos de lucha en general. Dragon Ball FighterZ ya nos ha ido sorprendiendo poco a poco desde que se anunció su llegada, siendo esta toda una sorpresa por sí sola.

Con un parecido al anime y su animación muy bien conseguido, con esos increíbles movimientos y escorzos tan característicos de este juego y ese aspecto que inevitablemente nos recuerda a los mejores títulos de Dragon Ball, se forma un juego que visualmente es más que genial. Lo que para unos es un quebradero de cabeza y para otros un punto a favor es la dificultad del juego: uno de los aspectos que más será recordado por los fans que pretendan hacerse con las mejores puntuaciones del juego, y es que cuando en Xenoverse (y 2) la dificultad se originaba en la debilidad inicial de tu personaje, FighterZ quiere que te estrujes la cabeza con combos y ataques que exigen un gran control y experiencia si deseas sacarle el máximo partido. ¿Puntos en contra? El más destacable, en mi opinión, es la escasez de personajes (quizás por eso necesitan crear esos extraños clones para ampliar la plantilla). Solo queda esperar a futuros DLCs donde aparezcan más… ¡Pero mientras tanto no dudéis en darle caña a Dragon Ball FighterZ!

Noemí Rodríguez

Puntuación total:

 

Álex Méndez

Visual designer en mi vida diaria, devorador de cómics, rokero, amante de los gatetes y director en http://Boladedragonz.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies