Dragon Ball: ¡Merchandising de los 90! Parte 2

En esta segunda parte, seguiremos desempolvando el merchandising “noventero” que dejamos en el tintero en la primera parte. A lo largo de aquellos maravillosos años noventa, aparecieron gorras con pines, dioramas con sus pegatinas, casetes e incluso una colonia. Recuerdo que casi todas las marcas de productos alimentarios, destinados a niños y jóvenes, se animaban a ofrecer todo tipo de materiales referentes al mundo Dragon Ball, eso sí, la calidad, como de costumbre por aquel entonces, brillaba por su ausencia. Así pues, iremos exponiendo, a lo largo de este post, estas reliquias de tiempos pasados pero mejores.

Dragonflash Relieves de Matutano

Estos cromos en relieve los descubrí después de la publicación de la primera parte y, dadas las características de este producto, creo que es imprescindible que hablemos de él. Investigando su fecha de salida, he llegado a la conclusión de que, ésta, se produjo entre el año 1989 y 1993. Curiosamente, esta colección es portuguesa y consta de treinta cromos troquelados, en los que, por una cara, aparecía un personaje en relieve de Dragon Ball Z y, por la otra, una información cuantitativa referente a la fuerza, velocidad, resistencia e inteligencia de ese personaje. Además, incluía un portacromos de lo más colorido.

 

Relieves y Tarjetas de Pascual

Pascual también se animó y comenzó a ofrecer, junto con los cereales, cromos en relieve que contenían, en una de las caras, la imagen de alguno de los personajes de la serie y, en el reverso, una breve información sobre ese personaje. La colección consta de dieciséis cromos. Además, sacaron unas tarjetas donde, en una cara, aparecía una pequeña imagen de un personaje, debajo su nombre y, al final, una breve información de ese personaje.

 

Cards Relieves de Panrico

Se podían conseguir junto a unos pastelitos tipo Phoskitos. Consta de doce cromos con una escena de la serie en relieve. En la parte de atrás aparecía el número correspondiente a cada cromo.

 

Cromos troquelados y mochila de gelatina Royal

Estos cromos eran como una especie de marcapáginas de cartón con una pestaña en la parte inferior. Con las cajas de gelatina Royal también se podía conseguir una mochila en la que aparecía Son Goku y Son Gohan.

 

Pegatinas chicles Sonrics

Colección de diecinueve cromos adhesivos que se podían conseguir con los chicles Sonrics.

 

Gorra con pines

Recuerdo que, allá por el año 93, mis padres tuvieron que ir a una charla promocional sobre la venta de unas enciclopedias para conseguir la tan codiciada gorra. En total traía siete pines de cierta calidad y bastante llamativos.

 

Varios

Además de lo ya comentado, sacaron al mercado una colonia (eau de toilette) de nuestra serie favorita, casetes y CDs (Son Goku Makinero), monedas de plástico de helados Menorquina, adhesivos de Crujitos, pegatinas de PMI, dioramas con pegatinas de Petit Suisse y un largo etcétera.

 

¿Qué os han parecido estos artículos de los noventa? ¿Tenéis o habéis tenido alguno de ellos?

Jesús Callado

Pertenezco a esa generación que descubrió Dragon Ball en un país donde casi nadie conocía el significado de palabras como “manga” o “anime”. Si digo que esta obra del maestro Toriyama ha marcado buena parte de mi vida, me quedaría corto ya que es posible que haya convivido con Son Goku y su trupe desde que tengo uso de razón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies