Análisis técnicas de combate parte 4

En esta cuarta parte analizaremos las técnicas de combate del trío saiyan, llamémosles  malvados, que sobrevivieron a la destrucción del planeta Vegeta. Como todo fan de la serie sabrá a estas alturas, esta raza extraterrestre se caracteriza por ser extremadamente orgullosa, así como belicosa, salvo en el caso de Son Goku que es la excepción que confirma la regla. Los saiyans comparten dos peculiaridades innatas exclusivas de su raza que les permiten obtener un poder inconmensurable. La primera peculiaridad de la que hablamos se trata, evidentemente, de la cola, la cual provoca que los individuos de esta raza guerrera se transformen en Ōzaru (mono gigante) tras mirar la luna llena permitiéndoles, así, multiplicar por diez la fuerza de combate de éstos. La segunda peculiaridad, y no por eso menos importante que la primera, consiste en la habilidad genética de los saiyans para aumentar sustancialmente su poder tras haber estado al borde de la muerte. Los fans de la serie utilizan el término Zenkai para referirse a esta habilidad.

Vamos a empezar por Raditz, del cual pocas técnicas pudimos ver antes de que pasase a mejor vida. Aunque en un principio parecía ser el enemigo definitivo, finalmente, sería derrotado por la unión de fuerzas de su hermano, Son Goku, junto con Piccolo. Sin embargo, este saiyan demostró estar a un nivel muy superior al de sus dos contrincantes. La primera técnica que vimos de este guerrero fue el golpe que le dio a Krilin con la cola (Shippo kōgeki). La segunda técnica, y la última que vimos, fue cuando Raditz lanzó, a la vez, dos ondas de energía desde el aire (Daburu Kikōha) contra Son Goku y Piccolo. El primero pudo esquivar el ataque pero Piccolo perdió un brazo.

El siguiente saiyan, del que hablaremos, será Nappa, un guerrero que nos hizo sentir verdadero pavor al ver cómo iba aniquilando, uno a uno, a nuestros héroes favoritos. Al igual que Raditz, la lista de técnicas de combate de esta montaña de músculos no era demasiado numerosa. Para impedir que Krilin se entrometiera en su combate contra Ten Shin Han, Nappa le lanza a éste una ráfaga explosiva (Bakuhatsuha) produciendo una descomunal grieta en el suelo. Otro de los ataques más poderosos de Nappa, consistía en lanzar a través de la mano un poderoso cañón de energía de color blanco (Derakkusu Bonbā). Este ataque fue decisivo para el desarrollo futuro de la trama en Dragon Ball Z, allanando el terreno para que la saga de Namek fuese posible. Contra Goku, Nappa poco pudo hacer pero, antes de su retirada, nos regaló su ataque definitivo que consistía en lanzar una ráfaga de energía a través de la boca (Saikō no Waza). Finalmente, Goku le devolvió el ataque mediante un Kame Hame Ha en el último momento.

Las técnicas de combate del tercer saiyan a analizar, serán las de Vegeta, el príncipe de esta raza cuyo nombre le fue otorgado en honor al planeta del cual pertenece. Desde pequeño era un portento y, tanto es así, que el mismísimo Freezer se hizo cargo de su tutela tras destruir el planeta Vegeta. Evidentemente, analizaremos las técnicas de combate de este orgulloso guerrero en la época en la que estaba en el lado oscuro, es decir, hasta su huída de la Tierra en su primera visita. Con la primera técnica de combate que realizó, en su primer combate contra los Guerreros Z, pudimos ver cuán poderoso era y cuanta maldad albergaba en su corazón por aquel entonces. Esta técnica la utilizó contra su compañero, Nappa, al cual lanzaría por los aires enviándole, a continuación, un poderoso cañón de energía (Gyarakushībureikā) con el que le desintegraría.

En el combate contra Son Goku, para su sorpresa, tuvo que utilizar todos los recursos con los que contaba. Al ver que el Kaio-Ken x 3 de Goku le superaba, recurrió a uno de sus ataques definitivos hasta entonces, el Cañón Garlick (Gyarikku-hō). Con este ataque puso en graves aprietos a su rival pero, finalmente, este le envió a la estratosfera mediante un Kame Hame Ha que le había lanzado después de haber superado un Kaio-Ken x 4. Tras el último contraataque de Goku, Vegeta decidió convertirse en  Ōzaru pero Piccolo había destruido la luna. Sin embargo, según afirmó el propio Vegeta, existían algunos saiyans que podían crear una luna artificial de forma temporal y, acto seguido, lanzó una Power Ball para que se mezclase con el oxígeno de la Tierra y fabricar dicha luna. Vegeta se convirtió en mono gigante y dejó a Goku destrozado pero, para su sorpresa, aún tendría que lidiar con Son Gohan convertido en  Ōzaru, quien le pondría en serios apuros. Finalmente, Vegeta le cortó la cola al hijo de Goku mediante el disco cortante de energía (Kienzan) y huyó de la Tierra.

Jesús Callado

Pertenezco a esa generación que descubrió Dragon Ball en un país donde casi nadie conocía el significado de palabras como “manga” o “anime”. Si digo que esta obra del maestro Toriyama ha marcado buena parte de mi vida, me quedaría corto ya que es posible que haya convivido con Son Goku y su trupe desde que tengo uso de razón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies