Análisis técnicas de combate: Goku vs. Freezer

En esta ocasión analizaremos las técnicas de combate más impactantes utilizadas durante la batalla de Son Goku contra Freezer en Namek. Esta encarnizada lucha contaba con los dos seres más poderosos, en ese momento, del universo Dragon Ball y, teniendo de adversarios a semejantes monstruos, que nos dejaran si aliento era cuestión de tiempo. Iremos analizando las técnicas según el orden en el que se iban sucediendo e intentaremos ceñirnos lo máximo posible a la serie original, dejando en un segundo plano las traducciones al castellano de las mismas.

Son Goku que se había recuperado de las terribles heridas recibidas durante el combate contra Ginyu aparecería, justo a tiempo, antes de que Freezer asesinara a Vegeta. Finalmente el príncipe saiyan falleció y Freezer comenzó con su ofensiva contra Son Goku. La primera técnica que vimos fue el rayo mortal de Freezer (Desubīmu o Furīzabīmu) que consiste en concentrar energía en su dedo índice para luego lanzar una ráfaga capaz de perforar lo que encuentre a su paso. Una variante más poderosa de esta técnica consistía en enviar varios rayos mortales a la vez (Renzoku Desubīmu) aunque, finalmente, Goku fue capaz de desviar con una sola mano dicha andanada de rayos. Tras un intenso intercambio de golpes con el fin de estudiarse mutuamente, Son Goku, que hasta entonces llevaba una clara desventaja, ideó un plan para poder hacerle algún rasguño a su oponente. El plan consistía en crear dos Power Balls con el objetivo de enviárselas a Freezer de una en una y engañarle para poder golpearle desde arriba.

Después del último golpe recibido, Freezer utilizó una técnica que, mediante sus poderes psíquicos (Chōnōryoku), envió a Goku una oleada de rocas que puso en serios aprietos a nuestro héroe favorito. Al ver que el saiyan era capaz de sortear todas sus técnicas, Freezer recurriría a otra poderosa técnica conocida como Bola de Encarcelamiento (Chōeki Bōru). Con esta técnica, Freezer inmovilizó a Goku dentro de una bola de energía psíquica para, acto seguido, propinarle una sucesión de golpes combinados que le ocasionarían bastante daño. Freezer se tomaba a broma la lucha contra Goku y decidió luchar sin utilizar las manos pero este último no se lo pondría fácil y lo de no utilizar las manos lo dejaría correr. De nuevo y sin dar tregua alguna, Freezer utilizaría otra mortífera técnica, el rayo Daichiretsuzan que provocaría la escisión de una montaña próxima a Goku.

El combate continuaba y Son Goku seguía en clara desventaja cuando, finalmente, se vio obligado a realizar una de sus técnicas definitivas el Kaio-ken x 20, con el que logró propinarle varios golpes a Freezer aunque, finalmente, apenas causó algún daño a su oponente. Freezer seguía pisoteando a Goku y cuando este último se vio acorralado, no tuvo más remedio que crear una Genki-dama, la técnica definitiva de Kaiō-sama. Mientras Goku mantenía sus manos hacia arriba para concentrar la energía necesaria, Freezer se dio cuenta e intentó aniquilar a los Guerreros Z mediante una death ball (Desu Bōru) pero el poder de la Genki-dama era superior y, esta vez sí, el tirano recibiría bastante daño. Freezer logró sobrevivir a la Genki-dama pero pagó su ira asesinando brutalmente a Kilin lo que provocó que Goku se transformase en super saiyan y comenzase a hacer sentir verdadero terror al tirano galáctico.

Una vez que Goku se transformó en Super Saiyan, cambiaron las tornas del combate y era éste quien, por primera vez, llevaba la voz cantante. Goku golpeó a Freezer hasta la saciedad y ninguno de los ataques de este último le hacía algún efecto. Sin embargo, Freezer, al verse acorralado decidió destruir el planeta Namek con la técnica Kono hoshi o kesu! Esta técnica consiste en crear una bola de energía con ambas manos con la que, Freezer, es capaz de destruir todo un planeta de forma progresiva. A continuación, Freezer decide sacar su poder al cien por cien y, ni aun así, pudo hacer nada contra el Super Saiyan pues, ni lanzándole a este último una Desu Bōru 100% tuvo alguna repercusión. Freezer estaba desesperado y, mientras continuaba la cuenta atrás de la destrucción de Namek, tuvo la errónea idea de lanzar a Goku dos discos cortantes de energía teledirigidos (Kienzan) pero éste los esquivó y los utilizó en su beneficio para cortar en dos a freezer. Goku cedió a Freezer un poco de su energía vital pero el tirano no había aprendido la lección y atacó a su oponente recibiendo, finalmente, un poderoso ataque que terminaría con su vida, o, al menos, eso creíamos.

Jesús Callado

Pertenezco a esa generación que descubrió Dragon Ball en un país donde casi nadie conocía el significado de palabras como “manga” o “anime”. Si digo que esta obra del maestro Toriyama ha marcado buena parte de mi vida, me quedaría corto ya que es posible que haya convivido con Son Goku y su trupe desde que tengo uso de razón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + diecinueve =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies