Análisis saga Dragon Ball – Piccolo Daimaoh

Después de la muerte de su amigo Krilin tras el torneo, el árbitro cuenta que el monstruo que les atacó robó la dragon ball de Goku y una lista de participantes del torneo. (Análisis saga Dragon Ball – 22º Tenkaichi Budokai)

Mutenroshi se da cuenta de un símbolo que hay en un papel que se encontraba tirado en el suelo, y reconoce el diabólico símbolo de Piccolo Daimaoh. Les explica entonces que se trata de un malvado ser al que ya se enfrentó el mismo en su juventud junto al Maestro Grulla y a su maestro, Mutaito y que fue sellado dentro de un recipiente.

Se descubre que el causante de la liberación de Piccolo Daimaoh es el emperador Pilaf, formando una alianza.

Sin más dilación, Goku parte en busca de venganza y acaba encontrando a Tambourine, el autor del crimen, pero es vapuleado debido al cansancio acumulado en el torneo. Tambourine lo da por muerto y se marcha. A continuación llega junto a Piccolo Daimaoh y le entrega la dragon ball y la lista de los luchadores del torneo. Tambourine es enviado a eliminar a todos los participantes, El rey Chappa y Pamputt son los primeros en caer. Mientras va eliminando a los participantes va dejando tras de sí un papel con el kanji “Ma” que significa maldad. Piccolo Daimaoh por su parte, crea a otro guerrero para que vaya a buscar las dragon balls restantes. En otro lugar, Mutenroshi y compañía deciden trasladar la Kame House a otro lugar más seguro. Por otro lado, Goku despierta después de la paliza que le propinó Tambourine y con un hambre de campeonato decide comerse un pez que estaba siendo asado por alguien en una hoguera, el propietario no tarda en aparecer, un tipo con cara de malas pulgas y bastante corpulento, y bastante molesto por haberse quedado sin almuerzo y comienza a pelear contra Goku, su nombre resulta ser Yajirobe.

El grupo de Roshi, tras haber encontrado refugio decide buscar las dragon balls junto a Chaoz y Ten shin han para detener a Piccolo. Bulma mete a Krilin dentro de una capsula congelador.

Goku y Yajirobe siguen peleando, pero nuestro prota se da cuenta de que Yajirobe tiene la dragon ball de una estrella. En ese momento hace su aparición Cymbal, el ultimo monstruo creado por Piccolo Daimaoh. Goku y Yajirobe se juegan a piedra, papel, tijera quien luchara contra él y acaba ganando el hombrecillo de los bosques, venciendo también el combate, cortando por la mitad al villano. Piccolo percibe la muerte de su hijo y se enfurece, más tarde lo confirma ya que no puede ponerse en contacto con él y la toma con la banda de Pilaf, muy enfurecido.

Yajirobe devora a Cymbal el solo, ya que Goku considera que esta demasiado crudo. Mientras tanto, Tambourine, llega a una aldea donde Giran se encuentra aterrorizando a un hombre y su hijo, ambos unos osos, pero este lo elimina rápido, el aldeano le da las gracias por salvarlo, pero Tambourine le rompe la camiseta y le dice que ni se le ocurra tocarlo, que no es quien se piensan y se marcha. Ten, Mutenroshi y Chaoz siguen buscando las dragon balls y Ten le confiesa al maestro su intención de enfrentarse al malvado Piccolo, pero Roshi se niega a darle permiso.

Una nueva dragon ball es localizada por Piccolo Daimaoh y Tambourine va en busca de su siguiente víctima, Yamcha. Goku y Yajirobe tienen una comica discusión sobre Krilin. Tambourine llega a donde esta Yamcha y le pide indicaciones, pero le reconoce la cara y lo ataca, Lunch intenta defenderlo con su ametralladora pero las balas no le hacen nada. Antes de dar el golpe de gracia a Yamcha, Piccolo ordena a Tambourine encontrar al asesino de Cymbal, así pues se marcha en busca de Goku y Yajirobe diciéndole a Yamcha que le dejará vivir un día más. Ten sin han encuentra otra dragon ball dentro de un Iceberg tras un Kiko ho, mientras tanto el maestro Mutenroshi negocia con unos piratas que tienen otra dragon ball en su posesión. Yajirobe se niega a entregarle la dragon ball a Goku, pero este no piensa irse hasta que no se la de. Ten Shin Han sigue buscando las dragon balls y dentro del pueblo fantasma donde se encuentra la esfera también se encuentra a un viejo rival al que humillo hace tiempo, el hombre se niega a darle la dragon ball a Ten, se acaba montando una trifulca que involucra a los soldados del pueblo, Mutenroshi intenta calmar la situación y Ten suplica de rodillas a su antiguo rival que le entregue la dragon ball.

Finalmente Tambourine encuentra a Goku y a Yajirobe. Se produce un duro enfrentamiento entre Goku y Tambourine, que acaba con la victoria del primero, destruyendo al malvado monstruo con un Kamehameha. Piccolo, enfadado y harto, decide eliminar el mismo al asesino de su hijo. Goku y Yajirobe tienen una nueva discusión porque Yajirobe quería comerse a Tambourine pero gracias al Kamehameha de Goku solo quedan las cenizas. La búsqueda del grupo de Mutenroshi sigue y encuentran una nueva dragon ball  en una cueva llena de cuervos.

Piccolo finalmente llega frente a Goku. El pequeño que ha conseguido que Yajirobe le de la dragon ball le recomienda que se esconda. Piccolo vence sin dificultad a Goku, le quita la dragon ball y se va a buscar el resto. Se encuentra con Mutenroshi, Chaoz y Ten Shin Han y se traga las esferas para evitar que las obtengan. Roshi paraliza a Ten para que no se enfrente a él, y Piccolo se lanza contra el maestro, que no es reconocido por el malvado rey demoniaco hasta que este menciona a Mutaito, entonces se le refresca la memoria y recuerda la técnica que lo obligo a estar tanto tiempo dentro de aquella vasija, efectivamente, Roshi utiliza el Ma-fuu-ba, pero en un último momento a Roshi le fallan las fuerzas y muere. Piccolo, pletórico, juntas todas las dragon balls e invoca al dragón. Chaoz se lanza contra Piccolo pero también es asesinado. Piccolo consigue su ansiado deseado, ser joven de nuevo, antes de que el dragón desaparezca Piccolo lo asesina para evitar cualquier uso de las esferas en su contra y se marcha al reino de Chow para iniciar allí la sede de su reinado del terror. Ten Shin Han, que lo ha observado todo se decide a aprender el Ma-fuu-ba para sellar de nuevo a Piccolo.

Pilaf le pide a Piccolo su recompensa, que este los echa de la nave de malas maneras. Por su parte, Goku y Yajirobe llegan a la tierra sagrada de Karin y son recibidos por Bora y Upa. Yajirobe y Goku se disponen a subir la torre de Karin. El grupo de Yamcha llegan hasta donde esta Ten y le explica lo que ha ocurrido. En el reino de Chow, mientras se celebra el vigésimo aniversario de la llegada del rey al trono, Piccolo comienza su ataque asesinando al comandante jefe de la guardia del rey y secuestra a este obligándole a decir al mundo entero que Piccolo Daimaoh va a conquistar el mundo, recibiendo una contundente negativa, el malvado rey de los demonios destruye una parte de la ciudad.

Bulma mete a Mutenroshi y a Chaoz en sendas capsulas congelador como la que construyó para Krilin.

Yajirobe y Goku consiguen llegar a la cima de la torre de Karin, y este le entrega una semilla senzu para que el pequeño se recupere de la devastadora paliza, a continuación Goku le explica que Roshi también cayó a manos de Piccolo. Karin le habla de la misteriosa “Agua de los dioses” que se esconde en un misterioso laberinto helado casi inexpugnable. Karin le enseña el portal de entrada y accidentalmente Yajirobe entra con él. Goku se enfrenta a un terrible monstruo de hielo pero debido al ruido causado se despierta la abominable “oscuridad” que los hace huir a toda pastilla pero en un momento dado se separan. Goku ve al maestro Roshi a lo lejos y lo lleva a la Kame House donde se encuentran todos sus amigos, pero Goku se da cuenta que todo es una ilusión y Yajirobe cae de manera torpe encima de Goku y hace que los dos se precipiten al vacio. Al llegar al suelo, “La oscuridad” le da a Goku la oportunidad finalmente de probar el “agua sagrada”  pero le advierte que trae consigo la muerte para los que no son capaz de soportarla en su interior. Goku toma el agua y comienza a sentir un inmenso dolor en su interior. Por su parte, Piccolo emite un comunicado dando rienda suelta a los delincuentes para que campen a sus anchas por todo el reino y comienza una ola de crímenes. Goku consigue sobrevivir al agua de los dioses.

Ten Shin Han logra controlar el Ma-fuu-ba y va en busca de Piccolo Daimaoh, igual que Goku, ya de vuelta del reino de la oscuridad, tras recibir una nueva nube Kinton de manos de Karin. Yajirobe salta a la nube voladora para buscar algo de comida pero como no tiene el corazón puro se pega un buen golpe contra el suelo.

Piccolo por sorteo decide destruir La capital del oeste, lugar donde viven los padres de Bulma y todos los habitantes intentan huir en frenesí antes de ser arrasados completamente, pero justo cuando Piccolo se dispone a partir hacia la ciudad aparece Ten Shin Han dispuesto a plantarle cara, pero el malvado soberano crea a un nuevo guerrero llamado Drum y se enfrenta a nuestro amigo. Goku por su parte sigue de camino y salva a Chichi y a Gyûmaô de unos soldados que querían asesinarlos por orden de Piccolo. Ten Shin Han intenta aplicar el Ma-Fuu-Ba pero Piccolo destruye el termo donde iba a ser sellado. Cuando Drum se dispone a rematar a Ten Shin Han hace su aparición Goku y lo derrota de un solo golpe en una de las escenas más espectaculares de la primera parte de la serie, da comienzo la batalla final entre el rey demoniaco y nuestro prota. Durante el intenso enfrentamiento se produce la muerte de Piano, el fiel mayordomo de Piccolo, debido a un choque con este en el fragor de la batalla. Goku le aplica un poderoso Kamehameha a su oponente y este daña la pierna derecha de Goku con unos malvados rayos y en un alarde de maldad y despotismo, Piccolo lanza una onda de energía destruyendo todo el reino.

Ten logra salvar a Goku llevándoselo por los aires, pero esto hace que se acabe el último ápice de energía que le quedaba. Goku intenta evitar la segunda onda de energía de Piccolo pero este lo engancha y le pega un puñetazo creando un enorme cráter del que Goku resurge gracias a Kinton. Piccolo, totalmente desesperado amenaza con asesinar a Ten Shin Han si Goku sigue moviéndose, aprovecha pues apra lanzarle dos piedras inutilizándole el brazo y la pierna izquierda. Yamcha, Bulma, Lunch, Puar, Oolong y Yajirobe llegan al lugar del combate. Goku en un último esfuerzo, utilizando su brazo útil se impulsa contra Piccolo que se disponía a darle el golpe final y lo atraviesa con todas sus fuerzas a través del torso. Antes de morir, el rey de los demonios utiliza su último aliento de vida para crear a su descendencia. Yajirobe llega a tiempo para salvar a Goku antes de que caiga al suelo y se desnuque. Ten le promete a Goku que se hará más fuerte y que cuando se encuentre recuperado vuelva a la Kame House con el y el resto de sus amigos.

Si quieres conocer de primera mano las primeras aventuras de nuestro saiyan favorito no dudéis en visitar los siguientes post:

Análisis saga Dragon Ball – 1ª búsqueda de las dragon balls

Análisis saga Dragon Ball – 21º Tenkaichi Budokai

Análisis saga Dragon Ball – Red Ribbon

Análisis saga Dragon Ball – El palacio de Uranai Baba

Análisis saga Dragon Ball – 22º Tenkaichi Budokai

Podéis adquirir y disfrutar de esta saga en este magnífico pack de Selecta Visión.

 

David Cañete

Fan de Dragon Ball de toda la vida,también cosplayer y aficionado a los videojuegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + once =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies