35 Salón internacional del cómic de Barcelona

Como cada año La Fira de Barcelona se llena de stands y exposiciones relacionados con el mundo del cómic. En él hemos podido ver durante cuatro días un sinfín de aficionados al mundillo que no dudan en asistir a uno de los eventos más multitudinarios del año. Si bien es cierto que cada año parece ser que va de más a menos, en esta ocasión el pabellón dos ha estado completamente cerrado al público y ha sido el uno el encargado de acoger a los expositores. Eso se debe probablemente al declive absoluto que sufre este salón desde hace ya unos años, por tanto, la poca afluencia de tiendas y expositores que deciden apostar por pagar el elevado precio de un stand. El sábado fue, sin duda, el día de mayor afluencia al igual que domingo por la mañana pero siendo realistas, se podía caminar, mirar y buscar tranquilamente sin ningún tipo de aglomeración.

En el Salón del Cómic, como en el del Manga, es habitual encontrarse con muchos cosplayers que van a exhibir sus trajes pero, como es lógico, la gran mayoría de ellos estaban basados en personajes principalmente de DC Cómics y Marvel. La verdad es que a excepción del manga de Dragon Ball Super, editado por Planeta Cómic, los dvd de Selecta Visión, por supuesto, figuras en los stand comerciales, poca cosa se ha podido ver de la franquicia. Una exposición de aeronaves aparecidas en cómics llenaba el patio a la vista de todos. Un salón con pocas novedades y pocas exposiciones que merecieran la pena es lo que nos han dejado este año. Una de las cosas más interesantes era poder subir a la planta superior del palacio número 2, que si estaba abierta al público, y poder jugar a la nueva Nintendo Switch tanto en solitario al nuevo y espectacular Zelda como en grupo a juegos como Mario Kart 8 Deluxe que aún no ha salido al mercado.

Hay que decir que la experiencia en sí ha sido divertida por lo general pero por la grata compañía de amigos y compañeros del mundillo. Por lo demás, un Salón bastante descafeinado por decirlo de alguna forma. Quizá es hora de que Ficomic se ponga las pilas y empiece a pensar en sus clientes tanto público que asiste a la feria pagando la friolera de nueve euros para ver cuatro tiendas pegadas una al lado de la otra como en los mismos expositores que se atreven con la brutal inversión que cuesta montar una pequeña parcela.

Sentimos ser tan poco entusiastas pero si esto sigue así, pronto el Salón del Cómic de Barcelona va a pasar a la Historia y sería una gran pena para muchos de nosotros. Esperemos que la cosa mejore para el año que viene y podamos traeros una crónica mucho más amena, divertida y cargada de novedades.

Yago Borrell

A los cuatro años mi padrino me puso Dragon Ball por primera vez, desde entonces soy seguidor absoluto. Coleccionista de todo lo que tenga que ver con el mundo de Goku y compañía des de hace mucho tiempo. Soy de los que piensa que leer un buen manga siempre está por encima de ver su anime.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 3 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies